Los beneficios de aprender jugando

Los sistemas de aprendizaje van cambiando con el tiempo. En la actualidad, las herramientas más efectivas para que los niños incorporen nuevas ideas y conceptos en su día a día están vinculadas a la diversión, a los juegos.

aprender jugando
Copyright © 2018 Hearst Magazines, S.L. Los beneficios de aprender jugando

De esta manera, mientras los pequeños disfrutan también absorben, aunque sin darse cuenta, nuevos sistemas de valores y habilidades cognitivas y desarrollan su propia capacidad de estrategia. Su mente está relajada y, por tanto, más receptiva, lo que permite un aprendizaje más eficaz.

Según myABCKit, una app basada en la idea de aprender mediante la diversión, “lo que se aprende con el juego se retiene más fácilmente en la memoria, creando nuevas asociaciones, experiencias e interacciones”.

Incluir el juego dentro del sistema de enseñanza en edades tempranas, aporta los siguientes beneficios:
Desarrollo cognitivo. El juego estimula la imaginación y creatividad y permite a los niños relacionar sus propias acciones con los resultados obtenidos. Aprenden que las cosas suceden a partir de sus propias decisiones y que estas determinan un desenlace u otro. La consecución de prueba y error es una forma magnífica de mejorar su conocimiento. Además, los niños que juegan más a menudo tienen una salud mental más positiva, amistades más sólidas y círculos afectivos más arraigados.
Desarrollo de habilidades sociales. Al jugar con otras personas, ya sean niños o adultos, se comprende la importancia de relacionarte con los compañeros. Las distintas experiencias les enseñan a cómo comportarse en determinadas situaciones y la importancia de incrementar su círculo de amistades. Los niños que más juegan suelen ser los que más amigos tienen.
Mejor comprensión y capacidad de concentración. Para jugar, el niño necesita comprender las reglas y mecánicas asociadas al juego. Su interés en participar hace que esté pendiente de todos los aspectos involucrados, aumentando su capacidad de concentración.
Aprendizaje del idioma de forma rápida y con un vocabulario más amplio. Para interactuar con sus compañeros de juegos, los niños se ven obligados a expresarse correctamente, escuchar y prestar atención, lo que les permite aprender nuevas palabras para comunicarse de forma precisa. Si todo esto lo hacen divirtiéndose, lo harán más fácilmente que si lo ven como una obligación.
Fomentar la capacidad de expresarse en público. Las distintas situaciones que se dan en el juego, implican que el niño, en ocasiones, tenga que indicar su punto de vista sobre como resolver cada reto, acostumbrándose a expresar, contrastar y defender sus opiniones de forma clara ante sus compañeros, ya sean niños o adultos.

En general, podemos afirmar que los niños que dedican más tiempo al juego logran relaciones sociales y afectivas más sólidas, potencian su autoestima y, como resultado de ello, adquieren más posibilidades de éxito en el futuro. Y todo ello divirtiéndose. Según myABCKit  “lo que aprendemos jugando, lo aprendemos para siempre”.

                                                                                                       Ana Canfrán 14/03/2018

Anuncios

1918-2018. Cien años de la metodología de proyectos

Francesc Imbernon

Celebramos este año el centenario de la creación de la metodología de proyectos. Seguro que muchas personas dedicadas a la educación lo saben, pero también otros piensan que es una metodología de hace poco. En los últimos años ha pasado a ser la metodología estrella en muchas escuelas. Y con razón.

projectes

La aportación inicial salió de William Heard Kilpatrick que nació en el año 1871 en los Estados Unidos. Fue maestro y director de escuela. Al principio de su carrera como docente, se interesó por las teorías de algunos pedagogos de la educación activa sobre las experiencias significativas de los alumnos. En ellos se inspiró para plantear la teoría de que “el aprendizaje pasa de las manos del profesorado a las del alumnado, de tal manera que estos puedan hacerse cargo de su propio aprendizaje, y, como consecuencia, esto comporta tener experiencias significativas, participando en la planificación, producción y comprensión de una experiencia”.

Trabajando, años más tarde, en la Universidad de Chicago, tuvo a John Dewey como profesor y se unió a su filosofía pragmática y a sus concepciones sobre la experiencia. Pasaría a ser uno de sus mejores discípulos. Bajo la influencia de John Dewey escribió un artículo en 1918 de 18 páginas que tenía como título “El método de proyectos“. Y aquí empezó todo.

En este documento presenta formalmente su teoría sobre la Metodología de Proyectos. El método se fundamenta en la creencia que los intereses de los niños y jóvenes tienen que ser la base para realizar proyectos de investigación, de indagación, y estos tienen que ser el centro de proceso de aprendizaje.

Afirma que el aprendizaje se vuelve más relevante y significativo si parte del interés del estudiante y que hay cuatro fases en la elaboración de un proyecto: la propuesta (ver y explicar el problema) que sale de los intereses personales del alumnado; la planificación (definir y formular el proyecto con sus pasos); la elaboración (ejecutarlo, en el tiempo previsto), y la evaluación (evaluar sus resultados y/o efectos posteriores). Y es el grupo de estudiantes el que tiene que llevar a cabo estas cuatro fases y no el profesorado. El método tiene que respetar la individualidad de sus estudiantes, sin descuidar los intereses del grupo.

(seguir leyendo)

La ineficiencia del profesor solitario

El rol del equipo directivo es clave en la transformación de los colegios. La innovación es imposible sin la colaboración entre docentes.

 

Los directores de escuela trabajan bajo presión. Se espera que innoven sin molestar a nadie, que respondan a las demandas de las familias y, por encima de todo, que presenten resultados. El gran problema es que nadie ha definido con claridad cuál debe ser el rol del equipo directivo escolar, una figura clave en la transformación de los centros educativos. Ese es el planteamiento de Michael Fullan, asesor en Educación durante 10 años del primer ministro de Ontario, en su libro La dirección escolar, tres claves para maximizar su impacto (Morata). Fullan, catedrático emérito de Educación de la Universidad de Toronto, critica que históricamente la enseñanza ha sido una profesión solitaria en la que la mayoría de profesores se han encerrado en su aula y no han recibido información sobre sus prácticas docentes, lo que les ha impedido mejorar. Para Fullan, la tarea central de los directores debe ser asegurarse de que todos los profesores aprenden de forma continua y programan sus clases de forma colaborativa.

En España, la ola de innovación educativa ha traído consigo un replanteamiento de las funciones del director de escuela que, sobre todo en la pública, ha pasado de ser una figura burocrática que se elige cada cuatro años a un líder de grupo encargado de impulsar el cambio en las pedagogías. “Implantar el aprendizaje cooperativo genera conflictos, porque no todos los docentes están dispuestos a cambiar. Supone quitarse de la cabeza la idea del súper profe y entender que en solitario, por muy bueno que sea, no nos vale”. La que habla es María del Mar Santos, directora del colegio público Manuel Bartolomé Cossío, en el barrio madrileño de Aluche, que en 2011 recibió el Premio Marta Mata del Ministerio de Educación por su proyecto de centro innovador.

Santos, que ocupa el cargo de directora desde 1998, cuenta cómo esta escuela ha pasado de ser un centro sin un proyecto pedagógico claro, a un colegio bilingüe, con talleres en lugar de asignaturas y en cuyas aulas ya no hay una mesa para el profesor, que se mueve libremente por la clase. “Uno de los cambios fundamentales es que los alumnos son de todos, ya no son de un tutor. Ya no existe el concepto mi clase. Todos nos responsabilizamos del progreso de los estudiantes”, explica. Implicar al conjunto de profesores en la modernización del colegio es a lo que más horas ha dedicado. “Animarles a compartir con los demás aquello en lo que son buenos, como el dominio de Internet, por ejemplo. No hay ningún maestro que pueda reconvertirse solo”, añade.

(seguir leyendo)

“La clave del trabajo en red es la interdependencia, nos necesitamos para educar”

Hablamos con el sociólogo Jordi Collet sobre la idea de la educación a tiempo completo y el papel que tienen la administración, el territorio, las familias y los mismos maestros. “Tenemos un problema de base y es que los profesores de educación física no se consideran educadores”

Garantizar el acceso a la educación, generar proyectos educativos que impliquen a todos los actores y, sobre todo conocer quienes están implicados en el proceso de aprendizaje como garantía de una educación transversal y participativa. Estas son alguna de las claves que Jordi Collet resalta en una entrevista que realizamos justo terminado el XXVII Foro Local de Educación en el que el sociólogo ha moderado dos de las tres mesas redondas en las que se atacaron los retos para una educación a tiempo completo y la importancia del territorio en este modelo educativo que reclama alianzas.

En la primera de las mesas ha planteado los seis retos para alcanzar una educación a tiempo completo. ¿Cuáles son?

Todavía tenemos que ver cómo se articula esto, cómo podemos hacer que proyectos como Eduació360 funcionen. El primero del que nos damos cuenta es que hay un vínculo fortísimo entre el municipio y las escuelas, que aún no está logrado. Esta relación es necesaria para tener continuidad en los temas y los espacios educativos, pero el problema es que esta relación depende mucho del contexto de cada municipio: a veces el intercambio es muy fluido y a veces ni se hablan.

También tenemos un reto de transversalidad interna, y es que mucha gente no se considera educadora: los profesores de educación física, los de servicios sociales o la gente de cultura, que no se la mira desde el punto de vista educativo. El tercer reto nos remite a la participación y el empoderamiento. Hacemos políticas para la gente, pero no con la gente: cuando abrimos espacios participativos, en realidad estamos abriendo espacios consultivos. Pedimos a la gente que venga, les explicamos cómo ha ido todo, tal vez les pedimos la opinión y luego nos olvidamos.

Después nos enfrentamos al reto de tener gobiernos locales más horizontales, relacionales y que trabajen en red. Todos los municipios dicen que lo hacen pero no es verdad. El quinto reto sería el de generar un proyecto educativo compartido, global, coherente y orientado y, por último, lograr verdaderamente la igualdad de oportunidades. Ahora mismo, esta igualdad trabaja sólo el acceso pero debemos plantearnos la equidad en el acceso, en el proceso y los resultados también.

Hablamos de la transversalidad y el empoderamiento de todos los actores en el sistema educativo. Las familias, las criaturas y los maestros a menudo están alejados del proceso de elaboración de políticas. ¿Cómo se establece el vínculo con las administraciones?

La pregunta que nos debemos hacer es cómo hacemos las cosas. Debemos tratar las relaciones de poder, que es un tema que históricamente no se ha planteado mucho en educación. Pero cuando hablamos de centros o participación, hablamos de relaciones de poder. Es muy complejo afrontar el poder de manera diferente y lo vemos, por ejemplo, en los lenguajes. Es muy fácil ir a un espacio de decisión o participación sobre la escuela o sobre políticas educativas y no entender nada, que nos hagan sentir como extranjeros, que utilicen el discurso del nosotros y el ellos.

Así que, o hay un cambio en las relaciones cotidianas, en cómo hablamos y nos relacionamos entre los actores educativos, o acabaremos enfrentando proyectos y retos de manera abstracta, vinculándonos a elementos virtuales y sin impregnar las políticas cotidianas. Pensamos el patio como una parte de la escuela, pero no pensamos en las criaturas ni en las familias.

(seguir leyendo)

IV EDICIÓN LA RESERVA PEDAGÓGICA

Del 19 al 23 de Marzo, representantes de la mayoría de nuestros colegios de la Congregación de la  provincia así como del Equipo de Titularidad, acudimos a la IV Edición de la Reserva Pedagógica  evento de EIM Consultores, que acompaña a Instituciones y Centros Educativos en sus procesos de transformación y que trabaja con los Equipos Directivos de Instituciones para ayudarles a alcanzar sus objetivos en las áreas de dirección, gestión e innovación pedagógica.

la reserva eim
La Reserva Pedagógica es una experiencia vivencial sobre cómo impulsar un proceso de transformación metodológica y digital de éxito.
Hemos tenido  la oportunidad de profundizar en:

– Uso de la tecnología
– Transformación metodológica
– Re-diseño de lugares de aprendizaje
– Formación e implicación del profesorado
– Evaluación competencial
– Enseñanza multilingüe
– Atención a la diversidad
– Marketing y comunicación
– Estrategia educativa

Los colegios anfitriones han sido: el Colegio Joyfe, Colegio Virgen de MirasierraSS.CC. y Colegio Montepellier, centros líderes en innovación educativa y referencia en la implantación de metodologías activas y en el uso de nuevas tecnologías.

A continuación os dejamos algunas frases-idea de nuestros participantes a raíz de estas jornadas:

 ” Como directivos tenemos que ser capaces de captar el talento de nuestros profesores y personal”  Enrique. San Sebastián.

” La clave del cambio y de la innovación está en nosotros mismos. Después de ver otras cosas fuera de nuestros colegios, debemos ser optimistas, ver lo bueno de nuestros colegio y crear un proyecto fuerte, innovador y motivador” Juan Carlos. Getafe.

“Ver en este tipo de eventos que vamos por la dirección adecuada en nuestro proyecto educativo” Manolo. Granada.

” Innovar es solucionar problemas, ¿Qué problema tengo? ¿Cómo puedo solucionarlo? Se puede llevar a cabo con un buen trabajo de equipo, con ilusión,entusiasmo y buena relación. Hay que creérselo . Fórmula matemática: ILUSIÓN+IMPLICACIÓN=INNOVACIÓN” Mª Angels. El Prat. Barcelona

” Podemos llegar a ser lo que nos propongamos si conocemos nuestros puntos fuertes y nuestras debilidades. Quien empieza por sentirse capaz, acaba por serlo. Solo tenemos que creérnoslo y seremos capaces de realizar todo aquello que nos propongamos. Mucho animo y que nunca nos falte la ilusión. La innovación está en nuestras manos y en la ilusión de conseguirlo. En esta Reserva hemos visto que podemos conseguirlo!!!” Ione. San Sebastián.

“Aprender e lo visto y de los compañeros. Hace falta mantener lo que funciona y eliminar lo que no. Sistematizar y organizarnos para poder mostrar mejor lo que hacemos” Christel. Barcelona

“El alma de la innovación son los equipo directivos, cuyas funciones claves deben ser: invertir en la formación, hacer seguimiento e incentivar y animar” Annabel. Barcelona

” Compartir los momentos vividos con vosotros siempre es una inyección de motivación y superación. Sin duda lo mejor de todo es compartir experiencias con personas tan especiales y mágicas como vosotras” Eduardo. Granada

 

comida la reserva

Representantes de los diferentes colegios CM compartiendo momento break en nuestra jornada 

 

Una vez mas, agradecer la hospitalidad, acogida, alegría y vivencias compartidas por las hermanas que nos acogieron en la Casa Provincial durante estos días.

 

hermanas

Hermanas de la Casa Provincial con los profes que estuvimos alojados durante la Reserva