Jornada De Pastoral Educativa 2019 #Tuvidapinta ESCUELAS CATÓLICAS

Las #JP2019 y #JP2020 llevan por título Tu vida pinta. Transformando la pastoral en la escuela y pretenden ser un lugar de encuentro y de reflexión sobre la pastoral educativa en sus diversos escenarios.

tu vida pinta
En estas jornadas, que se celebran en varias ciudades de España durante dos años, forma parte de un programa bienal de actividades creadas por escuelas católicas en el que el tema principal es la pastoral con jóvenes, enriquecido con otros aspectos esenciales de la acción evangelizadora. Se ofrecen recursos y tiempos para la reflexión conjunta sobre aspectos que conduzcan a una renovación del lenguaje, las metodologías y los procesos que ayuden al descubrimiento y profundización de una fe que da sentido a la propia existencia y la compromete en la transformación de la sociedad desde los valores del Evangelio.
Los temas tratados en estas jornadas son diversos, partiendo del documento final del Sínodo 2018 surge la pregunta: ¿Qué pinta el sínodo?: Fe, jóvenes y discernimiento vocacional ha supuesto una reflexión sobre la renovación de la pastoral juvenil en los centros educativos a la luz del Sínodo 2018.sonia
Los objetivos de la Pastoral Juvenil son, provocar el encuentro personal del joven con Cristo y eso le lleva a una necesidad de caminar junto a una comunidad acogedora, entusiasta, viva, coherente y creyente. Además hay que procurarle una formación necesaria para darle respuesta y tener un compromiso.
Es un proceso dando prioridad al tiempo. Es urgente incorporar el discernimiento a nuestra manera de trabajar en pastoral Juvenil, desde los equipos directivos, claustros y equipos de pastoral.
Además, los jóvenes están pidiendo que se les escuche, y la Iglesia está haciendo un gran esfuerzo por escucharles. Se están dando grandes pasos en esta escucha. También piden una Iglesia más abierta al mundo de hoy, que comunique mejor, que no sea excesivamente moralista, una Iglesia coherente y creíble, y que no tenga miedo a mostrarse vulnerable.granada
Desde los diferentes colegios de la provincia Mater Carmeli se ha participado activamente en estas jornadas. Getafe y San Sebastián, Granada y colegios de Cataluña; partiendo de la senda de caminar juntos, pasar de las estructuras a una pastoral relacional, de escucha, acogida, dialogo y discernimiento común.
Apoyados en los pilares educativos que nos propone el papa Francisco: – EDUCAR es dar vida; EDUCAR es vivir una fecundidad generativa y familiar; EDUCAR es integrar y EDUCAR es estar abiertos a lo nuevo, a la sorpresa, a la innovación.san sebas
Estas jornadas son importantes para dar respuesta a las necesidades de hoy y acompañar a los jóvenes en el mundo actual. Audarles a que se sientan corresponsables en la evangelización y descubran el “sentido a su vida” y que sepan “que su vida pinta”.

Comisión Educación

Anuncios

David Bueno: “El cerebro recuerda lo que le ha emocionado”

Considera que los docentes “necesitamos hacer un ejercicio honesto de reflexión y de autoconocimiento para cambiar la forma que tenemos de enseñar”. ¿El objetivo? Que los alumnos alcancen aprendizajes significativos gracias a las emociones proactivas.

Su trayectoria profesional y académica, centrada en la genética del desarrollo y la neurociencia y su relación con el comportamiento humano, incluidos los procesos de aprendizaje, se ha desarrollado principalmente en Barcelona. Ha sido también investigador en la Universidad de Oxford y ha realizado estancias en la Universidad de Innsbruck (Austria) y el European Molecular Biology Laboratory de Heidelberg (Alemania). Imparte clases de diversas materias en esos ámbitos, en la divulgación científica y la formación del profesorado, y participa de igual modo en diversos masters y postgrados en neuroeducación.

David Bueno (profesor e investigador en la Sección de Genética Biomédica Evolutiva del Desarrollo de la Universidad de Barcelona) ganó en 2010 el Premio Europeo de Divulgación Científica y en 2018 el Premio Magisterio por su contribución a la neuroeducación. Colabora habitualmente en diversos proyectos de reflexión e innovación educativa promovidos por la Generalitat de Catalunya, y desde hace más de 10 años es el coordinador de la materia de Biología de las Pruebas de Acceso a la Universidad en Cataluña, donde ha potenciado el cambio de las preguntas memorísticas tradicionales por otras que propician la reflexión y el análisis en contextos realesbueno

¿Cómo aprendemos? ¿Qué zonas del cerebro se activan cuando se produce el aprendizaje?
Aprendemos de muchas maneras diferentes, por imitación, repetición, ensayo y error, etcétera, y en cada caso se activan unas redes neuronales u otras. El resultado final, sin embargo, es muy semejante. Todo lo que aprendemos queda almacenado en conexiones neuronales, lo que implica que el aprendizaje altera físicamente el cerebro. Esto tiene una especial relevancia si consideramos que todas nuestras capacidades mentales, toda nuestra vida mental, surge de la actividad del cerebro, la cual depende de las conexiones neuronales que contenga.

La forma en ‘cómo’ aprendemos, influye en la visión del mundo y en la relación con el entorno
Aprender altera las conexiones neuronales y éstas generan la vida mental, por lo que todo aquello que aprendemos y muy especialmente la forma en ‘cómo’ lo aprendemos, influye en la visión del mundo y en la relación con el entorno, incluidos los futuros procesos de aprendizaje que vamos a tener.

Entonces, ¿Cómo afecta esto a la forma de enseñar?Debe ser percibida siempre como un proyecto a largo término. Hacer memorizar y preguntar sólo memorísticamente, por ejemplo, generará personas con menos capacidad para analizar críticamente su entorno que educar a través de la reflexión y el análisis, porque el tipo de conexiones será distinto. Usar el miedo como estrategia generará personas más temerosas y menos transformadoras, puesto que transformarse implica cambiar, y para cambiar hay que aprender cosas nuevas. Y aprender habrá quedado asociado al miedo. (Seguir leyendo…)

Por qué tu profesor del futuro no va a ser un robot (pero sí tendrá que utilizar uno)

La inteligencia artificial entra en el terreno de la educación, aunque las primeras fórmulas se ensayan sobre todo para agilizar tareas administrativas.

La pregunta sobre cómo será la educación del futuro es, a su vez, una larga sucesión de incógnitas: ¿desaparecerán las aulas tal y como las conocemos, reconvertidas en espacios más flexibles? ¿Las pantallas desterrarán para siempre al papel? Y los profesores… ¿acabarán sustituidos por robots? La inteligencia artificial ha llegado ya a la educación, acompañada como es habitual de afirmaciones apocalípticas. Hace poco más de un año, el experto británico Anthony Sheldon se aventuró a pronosticar que en 2027 las máquinas inteligentes ya habrían reemplazado a los docentes. Pero los primeros ensayos apuntan a un escenario mucho menos radical, al menos de momento. No, los robots no van a sustituir a los profesores. Pero sí, las clases del futuro serán una especie de tándem entre humanos y máquinas en el que cada uno de ellos se especializará en aquello que mejor sepa hacer.

robot

El robot Pepper hace de asistente en una clase simulada e Esade. Gianluca Battista

La predicción de Sheldon para 2027 dibujaba un panorama inquietante. En su visión, la tarea de transmitir el conocimiento recaería por completo en los robots, mientras que los docentes quedarían relegados a un papel de asistente (para mantener la disciplina en el aula, ayudar a los alumnos, preparar el material necesario para las clases…). No parece un escenario factible a tan corto plazo. Para empezar, porque la propia inteligencia artificial está todavía lejos de ser una verdadera inteligencia. (Seguir leyendo…)

 

 

Atención a la diversidad

¿Qué es normal? ¿A qué llamamos raro?
¿Lo diferente puede serúnico y especial?
Esto es lo que nos plantea “La cigüeña añil”, un
cuento sobre el valor de la diferencia
y la importancia de ponerseen la piel del otro.
A través de la historia de Vehia y su hermana
Naila, quien tiene una enfermedad rara,
comprendemos la importancia de apreciar
y cuidar a las “cigüeñas añiles” que hay
en cada uno de nosotros.

la cigüeña

Haz clic en la imagen para ver este y más recursos sobre la diversidad

 

 

 

Los room scape, nuevos aliados de los profesores para enseñar sus asignaturas

Por Crecerfeliz.es

roo scape

 Getty Images 

 

 

Aprender matemáticas tal como se hacía hace veinte años o hacerlo resolviendo problemas jugando, en equipo, para poder encontrar un tesoro y salir a tiempo de la isla (es decir, del aula) antes de que el volcán explote puede tener consecuencias muy diferentes en el aprendizaje de los niños. Se trata de la introducción de los juegos de escape (o room scape, tal como se conocen actualmente) en el aula. Pedagogos y psicólogos están de acuerdo en los beneficios que el juego aporta a los estudiantes con fines educativos, básicamente porque les motiva y la motivación es un aspecto clave para que aprendan. Algunos centros educativos de España ya los han incorporado y parece que los resultados son más que satisfactorios.

Los juegos de escape son una técnica de ludificación que aumenta la motivación y fomenta el trabajo en equipo. Se han hecho populares entre los jóvenes y se han convertido en una opción más de su tiempo libre, y algunas empresas ya los aplican también como técnicas de construcción de equipos para que fomenten el trabajo en equipo. Y ahora dan un paso más entrando en la escuela.

En el aula, el profesor reúne a un grupo de alumnos en una sala de la que se tienen que escapar en un tiempo determinado. Para hacerlo, deberán resolver unos problemas y seguir unas pistas que estarán relacionados con los contenidos curriculares que trabajan en clase, y deberán utilizar sus capacidades intelectuales, creativas y de razonamiento deductivo y hacerlo en equipo.

Desde la vertiente psicológica, el juego de escape en vivo fomenta el trabajo cooperativo entre alumnos, el razonamiento deductivo y la práctica de las habilidades sociales, explica la profesora colaboradora de Psicología de la UOC Amalia Gordóvil. Para la experta, resulta especialmente interesante cuando los niños pueden descubrir nuevas facetas de sus compañeros: «En clase siempre hay alumnos que destacan más académicamente, pero hay otros que pasan desapercibidos, y en el juego de escape tienen la oportunidad de poner en marcha un pensamiento más divergente o deductivo que los hace avanzar en el objetivo del juego», ejemplifica la doctora en Psicología.

Sin embargo, el director del máster universitario de Diseño y Programación de Videojuegos de la UOC, Joan Arnedo, alerta de que un problema difícil no dejará de serlo por el hecho de que se plantee en un juego de escape, ni estará mejor explicado sin una base pedagógica detrás. «Pero con un contexto estimulante, aunque ficticio, en el cual el resultado no tiene repercusión académica, el estudiante sí que puede sentirse más motivado para intentarlo e intentarlo hasta resolverlo», asegura.

Las virtudes del juego en el aula
Según Gordóvil, “los niños aprenden jugando de manera natural desde que tienen pocos meses, de modo que el juego entra a formar parte de su vida cotidiana”. Para la psicóloga del centro GRAT, “introducir el juego en el aula aumenta la predisposición de los niños en el aprendizaje y hace que se involucren activamente en el proceso y que sean ellos los que deduzcan el funcionamiento y el sentido de lo que aprenden2, explica. 2El aprendizaje en que el alumno tiene un papel pasivo no es tan efectivo2, añade.
El juego permite poner en marcha y fomentar actividades mentales complejas y habilidades socioemocionales, como “observar, adivinar, anticipar, ponerse en el lugar del otro, expresar sentimientos, poner en marcha el autocontrol, la gestión de emociones, el control de impulsos y la tolerancia a la frustración», enumera la doctora en Psicología. Además, añade, es una buena herramienta para «consolidar relaciones con los compañeros porque su forma natural de relacionarse es por medio del juego”, concluye.
Para Arnedo, “el juego, entendido como la resolución de un reto con el único propósito de la satisfacción de haber sido capaz de hacerlo, ha sido una herramienta para aprender desde siempre”. “A las personas nos encanta resolver retos y ver la manera de encontrar soluciones dadas unas restricciones artificiales”, explica el profesor.