Los profesores, enseñan. Los padres, educamos

A los padres nos parece natural defender a nuestros hijos ante cualquier situación. Nos ponemos de su lado y rápidamente apoyamos su versión. Al fin y al cabo, los queremos y los padres estamos para proteger a nuestros hijos. Pero ojo, todo en su justa medida y con sentido común, pues la educación y responsabilidad en el hogar es fundamental en la crianza de nuestros hijos.

Si no somos objetivos ante los hechos que nos cuentan y nos limitamos a hacer una lectura desde su perspectiva, podemos estar desvirtuando la realidad y perjudicándolos en su crecimiento como personas. Esto pasa, sobre todo, cuando nos dejamos llevar por la lectura de nuestros hijos de una situación adversa en el aula, llegando, por su falta de responsabilidad, a confrontarnos con los profesores. Pero, seamos realistas, ni todos los profesores son malos, ni todos los niños son santos, y viceversa.

La comunicación abierta y continua es un factor clave en este triángulo entre padres, niños y profesores.

Para que nuestros hijos puedan ir creciendo con una buena autoestima tenemos que ir dándoles responsabilidades desde el hogar. Sí, por ejemplo, responsabilizarse ellos mismos de saber qué deberes tienen, de hacerlos, y de entregarlos. Con la experiencia irán dándose cuenta de que las acciones tienen consecuencias. Tanto las malas, como las buenas. Al igual sucede con su comportamiento en clase, o la forma en la que se relaciona con sus profesores. (seguir leyendo)

Anuncios

Proyecto de “Ajedrez Educativo”

El CEIP Bilingüe Francisco de Quevedo en Fuenlabrada, Madrid,  está desarrollando un Proyecto de Ajedrez Educativo orientado hacia el refuerzo en las asignaturas de lenguaje y matemáticas, desde 1º hasta 6º de Educación Primaria, utilizando el ajedrez como herramienta lúdica dentro del horario lectivo y dentro del aula. José Antonio Coleto Calderón es el profesor que lleva a cabo esta interesante iniciativa.

1. Presentación, contextualización y antecedentes previos en torno al proyecto.

Nuestro centro escolar, ya lleva años trabajando  a través del ajedrez en diferentes campos. Los alumnos tienen que aprobar estas dos asignaturas que son tan importantes en el currículo escolar para promocionar de curso. Los alumnos según vayan mejorando en estas dos asignaturas, irán obteniendo mejores resultados académicos en el resto de materias. Son las asignaturas más importantes y en las que los alumnos deben de esforzarse más, por lo que surge la necesidad de buscar alternativas innovadoras y motivadoras para apoyarlas.

“…Este proyecto nació de esa necesidad de mejorar los resultados académicos de Lenguaje y Matemáticas usando el Ajedrez con un eje transversal…”

2. Descripción del Proyecto. Principales características que lo definan. Ruta

La finalidad del proyecto es usar el ajedrez para obtener los objetivos previstos  en las áreas troncales de Lenguaje y Matemáticas en los alumnos de 1º a 6º de Primaria a través de diferentes actividades utilizando parte de los contenidos que los alumnos tienen que aprender a lo largo de los cursos.Captura
De una parte, refuerzan los contenidos y por otra parte, aprenden como jugar al ajedrez dentro de una forma lúdica. A su vez, en la práctica de las actividades, se aprovechan todos los beneficios y valores que el ajedrez lleva implícito en su práctica.

3. Metas u objetivos que se persigue con el desarrollo del proyecto.

Conocer los beneficios y valores que el conocimiento del ajedrez lleva implícito en su práctica y como objetivos reforzar los contenidos que los alumnos tienen que aprobar en las asignaturas de lenguaje y matemáticas a lo largo de la educación primaria.

4. Principales acciones innovadoras que se desarrollan en el mismo. Evidencias.

La principal acción innovadora que se está desarrollando en el proyecto es la utilización del ajedrez educativo dentro del horario lectivo en desdobles y en el aula de una forma lúdica. Todos los alumnos a lo largo de estos dos años, saben mover y capturar las piezas.. El proyecto es un puente entre el mundo Educativo y el mundo Ajedrecístico. Siempre intentamos partir de un aprendizaje significativo. Los conocimientos que se imparten en el aula, van a ser tratados de una forma lúdica a través del proyecto. Aprenden a jugar a la vez que se refuerzan estas dos áreas tan importantes en la educación primaria.  Es el único proyecto de carácter puramente educativo que se está desarrollando en Madrid y en España usando el ajedrez con un eje transversal. No hay ningún proyecto con esta filosofía de trabajo que se esté realizando para reforzar las asignaturas de lenguaje y de matemáticas en horario lectivo a través del Ajedrez Educativo. (seguir leyendo)

Los beneficios de aprender jugando

Los sistemas de aprendizaje van cambiando con el tiempo. En la actualidad, las herramientas más efectivas para que los niños incorporen nuevas ideas y conceptos en su día a día están vinculadas a la diversión, a los juegos.

aprender jugando
Copyright © 2018 Hearst Magazines, S.L. Los beneficios de aprender jugando

De esta manera, mientras los pequeños disfrutan también absorben, aunque sin darse cuenta, nuevos sistemas de valores y habilidades cognitivas y desarrollan su propia capacidad de estrategia. Su mente está relajada y, por tanto, más receptiva, lo que permite un aprendizaje más eficaz.

Según myABCKit, una app basada en la idea de aprender mediante la diversión, “lo que se aprende con el juego se retiene más fácilmente en la memoria, creando nuevas asociaciones, experiencias e interacciones”.

Incluir el juego dentro del sistema de enseñanza en edades tempranas, aporta los siguientes beneficios:
Desarrollo cognitivo. El juego estimula la imaginación y creatividad y permite a los niños relacionar sus propias acciones con los resultados obtenidos. Aprenden que las cosas suceden a partir de sus propias decisiones y que estas determinan un desenlace u otro. La consecución de prueba y error es una forma magnífica de mejorar su conocimiento. Además, los niños que juegan más a menudo tienen una salud mental más positiva, amistades más sólidas y círculos afectivos más arraigados.
Desarrollo de habilidades sociales. Al jugar con otras personas, ya sean niños o adultos, se comprende la importancia de relacionarte con los compañeros. Las distintas experiencias les enseñan a cómo comportarse en determinadas situaciones y la importancia de incrementar su círculo de amistades. Los niños que más juegan suelen ser los que más amigos tienen.
Mejor comprensión y capacidad de concentración. Para jugar, el niño necesita comprender las reglas y mecánicas asociadas al juego. Su interés en participar hace que esté pendiente de todos los aspectos involucrados, aumentando su capacidad de concentración.
Aprendizaje del idioma de forma rápida y con un vocabulario más amplio. Para interactuar con sus compañeros de juegos, los niños se ven obligados a expresarse correctamente, escuchar y prestar atención, lo que les permite aprender nuevas palabras para comunicarse de forma precisa. Si todo esto lo hacen divirtiéndose, lo harán más fácilmente que si lo ven como una obligación.
Fomentar la capacidad de expresarse en público. Las distintas situaciones que se dan en el juego, implican que el niño, en ocasiones, tenga que indicar su punto de vista sobre como resolver cada reto, acostumbrándose a expresar, contrastar y defender sus opiniones de forma clara ante sus compañeros, ya sean niños o adultos.

En general, podemos afirmar que los niños que dedican más tiempo al juego logran relaciones sociales y afectivas más sólidas, potencian su autoestima y, como resultado de ello, adquieren más posibilidades de éxito en el futuro. Y todo ello divirtiéndose. Según myABCKit  “lo que aprendemos jugando, lo aprendemos para siempre”.

                                                                                                       Ana Canfrán 14/03/2018

La ineficiencia del profesor solitario

El rol del equipo directivo es clave en la transformación de los colegios. La innovación es imposible sin la colaboración entre docentes.

 

Los directores de escuela trabajan bajo presión. Se espera que innoven sin molestar a nadie, que respondan a las demandas de las familias y, por encima de todo, que presenten resultados. El gran problema es que nadie ha definido con claridad cuál debe ser el rol del equipo directivo escolar, una figura clave en la transformación de los centros educativos. Ese es el planteamiento de Michael Fullan, asesor en Educación durante 10 años del primer ministro de Ontario, en su libro La dirección escolar, tres claves para maximizar su impacto (Morata). Fullan, catedrático emérito de Educación de la Universidad de Toronto, critica que históricamente la enseñanza ha sido una profesión solitaria en la que la mayoría de profesores se han encerrado en su aula y no han recibido información sobre sus prácticas docentes, lo que les ha impedido mejorar. Para Fullan, la tarea central de los directores debe ser asegurarse de que todos los profesores aprenden de forma continua y programan sus clases de forma colaborativa.

En España, la ola de innovación educativa ha traído consigo un replanteamiento de las funciones del director de escuela que, sobre todo en la pública, ha pasado de ser una figura burocrática que se elige cada cuatro años a un líder de grupo encargado de impulsar el cambio en las pedagogías. “Implantar el aprendizaje cooperativo genera conflictos, porque no todos los docentes están dispuestos a cambiar. Supone quitarse de la cabeza la idea del súper profe y entender que en solitario, por muy bueno que sea, no nos vale”. La que habla es María del Mar Santos, directora del colegio público Manuel Bartolomé Cossío, en el barrio madrileño de Aluche, que en 2011 recibió el Premio Marta Mata del Ministerio de Educación por su proyecto de centro innovador.

Santos, que ocupa el cargo de directora desde 1998, cuenta cómo esta escuela ha pasado de ser un centro sin un proyecto pedagógico claro, a un colegio bilingüe, con talleres en lugar de asignaturas y en cuyas aulas ya no hay una mesa para el profesor, que se mueve libremente por la clase. “Uno de los cambios fundamentales es que los alumnos son de todos, ya no son de un tutor. Ya no existe el concepto mi clase. Todos nos responsabilizamos del progreso de los estudiantes”, explica. Implicar al conjunto de profesores en la modernización del colegio es a lo que más horas ha dedicado. “Animarles a compartir con los demás aquello en lo que son buenos, como el dominio de Internet, por ejemplo. No hay ningún maestro que pueda reconvertirse solo”, añade.

(seguir leyendo)

Educar el futuro, humanizar el presente

La sociedad ha cambiado y nos arrastra con su permanente aceleración a todos; incluida a la educación. Los profesores, familias y, por supuesto, los alumnos se ven abocados a una realidad imprevisible, en unos tiempos ingestionables para una institución como es la escuela. Carlos Barrabés no oculta su preocupación por el futuro de esta sociedad desbocada en manos de la tecnología, sin embargo, quiere encontrar en la educación un reductor desde el que hacer frente a la inercia del cambio frenético impulsado por las grandes corporaciones globales. Y esto, plantea, sólo será posible desarrollando desde la infancia competencias tecnológicas adecuadas, “la capacidad de comprender el poder del algoritmo”, para enfrentarse a él luchando por la dignidad de la persona, procurando mantener el control por la humanidad de un futuro compartido con la máquinas.

El pasado 23 de enero en la Asociación Educación Abierta tuvimos el placer de conversar con Carlos Barrabés(Fundador de Barrabes.com, una de las primeras webs de comercio electrónico en el mundo. En los últimos 15 años ha sido Asesor de alto nivel en diversas instituciones relacionadas con la Banca), que compartió con nosotros su visión sobre el desarrollo global y las posibles respuestas ante los retos que se nos plantean, en un mundo altamente tecnológico en el que hay que apostar por el cambio educativo.

Según Barrabés, nos dirigimos hacia un mundo descentralizado, “solo es cuestión de tiempo y tecnología”, en el que “hay que aprender a ser más red que nodo”. Pensar en red significa asumir la coincidencia de muchos procesos simultáneos, las interacciones múltiples y la capacidad de mutación de todos los elementos que conforman la red. Esto conlleva una serie de retos a los que tenemos que dar respuesta. En primer lugar, existe un nivel altísimo de incertidumbre y complejidad, por lo que afirma que “la educación debe formar para un mundo que desconocemos” y sugiere que la única respuesta es fomentar la creatividad como recurso esencial para sobrevivir a estos cambios.

Barrabés señala como uno de las grandes transformaciones que ya están ocurriendo la automatización derivada del desarrollo de la inteligencia artificial. Por ello, afirma que es imprescindible desarrollar la habilidad de “hablar con las máquinas”; lo que no quiere decir solamente aprender programación, sino “tener un modelo complejo de pensamiento”. Por ello, distingue entre educación y formación: “La educación es para toda la vida, la formación para saber qué hacer en cada momento”. (seguir leyendo)

9 Ideas clave para transformar la formación permanente del profesorado

Vivimos en una sociedad de la información con conocimientos múltiples e inciertos y en constante cambio. Ya no existen verdades absolutas y conocimientos duraderos, como dice Zygmunt Bauman, sociólogo y filósofo creador del concepto de modernidad líquida,  “vivimos en tiempos de acelerados cambios socioculturales provocados en parte por el impacto transformador de las tecnologías digitales. Son tiempos líquidos y la educación requiere nuevos modelos para construir una identidad digital como sujetos con capacidad de sobrevivir y surfear en estas aguas turbulentas.”

Los estudiantes que llegan hoy día a nuestras aulas son diferentes, quieren usar la tecnología de su tiempo y no les satisface una educación que no se relaciona bien con el mundo real en el que viven. Necesitan nuevos objetivos y nuevas estrategias pedagógicas. Para ellos, es cada vez menos eficaz la pedagogía consistente en explicaciones de contenidos que después hay que reproducir en exámenes. Los profesores tienen que mejorar y adaptar su pedagogía; la tecnología, usada de forma inteligente, puede ayudar a hacer esa transformación que conecte el aprendizaje de los estudiantes a su nueva realidad y que sea atractivo y útil para su futuro.

Para atender las necesidades de formación del profesorado que la sociedad demanda es necesario redefinir la profesión docente para el siglo XXI: impulsar un cambio metodológico y orientar a los docentes hacia el desarrollo y evaluación de las competencias básicas de sus alumnos: el alumno como centro de su labor docente. Los informes internacionales coinciden en destacar la importancia de disponer de profesores bien formados para mejorar la calidad educativa, para ello, es necesario disponer de un sistema eficaz de formación docente y de crear los incentivos para el desarrollo profesional y para llevar a cabo una constante labor de innovación educativa.

formación profes

Para seguir leyendo, haz clic en la imagen

Calmar la Educación es transformar la Educación

Calmar la educación

Es hora de hablar, dialogar y retomar el norte de para qué educamos. 101 razones que cada una de ellas es un proceso de reflexión, de diálogo para empatizar y crecer.

 

 

 

1. La educación es una conversación, esencialmente en persona y entre personas. La tecnología puede multiplicar las posibilidades de esa conversación.

2. La educación es introspección, fundamento del desarrollo personal temprano y durante toda la vida.

3. El efecto de la acción de aprendizaje siempre es individual, pero se da en un contexto social. Sin la atención de la sociedad la educación es instrucción.

4. La curiosidad, el placer de conocer, es el alma del aprendizaje. Educar es acompañar a otros en el proceso de aprender.

5. El interés superior de los niños y jóvenes es la razón de ser de cualquier actuación del sistema educativo.

6. El sistema educativo articula el derecho y la obligación de aprender de todos los ciudadanos entorno al rigor, la ciencia y los valores de las artes, al margen de adoctrinamientos.

7. En la sociedad del aprendizaje, una educación concebida como un proceso de selección conduce a una realidad insostenible de pobreza y exclusión.

8. La transformación educativa es un cambio cultural. El debate educativo es un debate social.

9. La transformación de los sistemas educativos deben posibilitar enfrentarse a los cambio sociales y tecnológico de las últimas décadas de una manera crítica y creativa.

10. En el siglo XXI la alfabetización es múltiple. Los nuevos analfabetos habrán estado escolarizados, pero no sabrán diferenciar entre la verdad y el engaño, y vivirán bajo la amenaza de la exclusión.

11.- más razones en… 

Anteriores Entradas antiguas