Silencio en clase, una antigua tradición

Por Àngels Domingo 

Quienes hoy trabajamos en las aulas como profesionales de la enseñanza fuimos educados en sistemas educativos  que no han sobrevivido al paso del tiempo y  que muy probablemente ya no estén vigentes. Los avances de la las últimas décadas del siglo XX en las  ciencias de la educación – la pedagogía, la  psicología cognitiva, la neurociencias, etc.- se han hecho notar y han incidido en la renovación de sistemas educativos, en los modelos docentes de hoy  y principalmente en las apuestas metodológicas para lograr una mejora en la calidad del aprendizaje de los estudiantes de hoy.

Sin embargo resulta curioso comprobar hay un elemento de la enseñanza que permanece por los siglos y sobrevive fuertemente a pesar del paso de los tiempos: el sagrado valor del silencio en el aula, una tradición académica profundamente arraigada en la gestión del aula y en la docencia. Se trata de un valor resistente que los docentes necesitamos mantener para sentirnos bien cuando enseñamos. Cierto que no se puede generalizar pero ….

sislencio

Probablemente en los modelos en que fuimos educados nuestros maestros y luego nuestros profesores universitarios concedían un alto valor al silencio dentro del aula como algo correlacionado con la escucha, la atención y el aprendizaje.

El silencio en las aulas lo hemos vivido como una garantía de aprendizaje y por ello los profesores responsables mantenían la obligación del silencio para que ellos pudieran enseñar. Por ello fácilmente nuestra mente registró la necesidad del silencio para aprender. Ahí quedó eso e inadvertidamente los docentes de hoy que trabajamos en aulas bien distintas, con soporte tecnológico, con nuevas metodologías que precisan de interacción entre los estudiantes y con una organización social del grupo-clase bien distinta de la de nuestra infancia, inadvertidamente – a modo de teoría implícita  y que P. Bourdieu denomina habitus[1]-, decía, seguimos amando el silencio en clase, deseándolo  y exigiéndolo.

Invito a los docentes a una reflexión crítica  sobre esta tradicional práctica de aula no alineada con la pedagogía activa ni las metodologías docentes emergentes. Para ello anoto algunas cuestiones al respecto:

  • ¿Cómo interpretar un grupo de 30-50-100 alumnos en silencio?
  • ¿En qué ocasiones los estudiantes deciden mantener un silencio total?
  • ¿Qué metodología docente exige que los alumnos solo escuchen y callen?
  • ¿Qué lugar ocupa el silencio en estas metodologías docentes: Aprendizaje cooperativo, ABP, Aprendizaje por proyectos, aprendizaje a partir de Inteligencias Múltiples, Learnig by doing “aprender haciendo”, Aprendizaje-Servicio.
  • ¿Qué riesgo presenta el silencio de los alumnos durante  el proceso de aprendizaje en el aula?
  • ¿Cómo convive la pedagogía activa con la ausencia de ruido?
  • Si llega una visita a clase – director, inspector, coordinador…- y no hay silencio ¿qué puede temer el profesor?
  • ¿A quien molesta el ruido?

Quizás estas reflexiones sirvan para  identificar en nuestra profesión qué teorías implícitas – creencias no conscientes – y modelos educativos sobre el binomio silencio-aprendizaje precisamos  “desaprender”. Mi experiencia me ha demostrado que desaprender en la profesión es una tarea más arduo que la de aprender; sin embargo si uno quiere desaprender,  ya lo demás resulta mucho más fácil

[1] Bourdier, P. (1972) Esquisse d’une théorie de la practique. Genève: Droz

Anuncios

¿Hay que educar a los niños para desarrollar su espíritu emprendedor?

Nuestra pedagoga, Carmen Pellicer, explica en Más de uno cómo hay que desarrollar el valor del emprendimiento en los niños desde la escuela. “Hay que entrenarles en abordar un proyecto y ser constantes”, comenta.

 

III Encuentro del Equipo de titularidad con los Directores Generales

El pasado 30 y 31 de mayo  tuvo lugar  III Encuentro del Equipo de titularidad con los Directores Generales de nuestros colegios en el colegio “Mare de Déu del Carme”( El Prat del LLobregat -Barcelona) que abrió sus puertas para acogernos y poder llevar a cabo el plan de trabajo programado para esos dos días.

Los  objetivos del encuentro han sido:

  • Seguir dando pasos como colegios Carmelitas Misioneras de Europa
  • Compartir y definir entre todos el Plan Estratégico Institucional
  • Intercambiar proyectos, propuestas, iniciativas, inquietudes

Para ello nos han acompañado en estas jornadas: Pedro Beneit, Mariana Morales y Patricia Butterini de la consultoría EIM con la finalidad de guiarnos en la definición del nuevo Plan Estratégico Institucional.

Durante la mañana del día 30, hemos contado con la presencia de la Hna.Luz Marina Ochoa, miembro del Consejo General de las Carmelitas Misioneras, que se encuentra pasando visita a la comunidad del Prat de Llobregat y que ha querido compartir nuestro trabajo así como unas breves palabras de agradecimiento y motivación en esta misión que compartimos todos juntos.

encuentro 1

Destacamos por primera vez en este tipo de encuentros, la presencia de Hna Magda Piekielko que el próximo curso asumirá la dirección del colegio “Mater Carmeli”de Roma y de Enrique Costalago director del Colegio de san Sebastián enriqueciendo, de esta forma esta interrelación entre todos nuestros colegios.

Han sido dos jornadas de trabajo, de compartir preocupaciones y proyectos. Son momentos de cambios a nivel pedagógico-metodológico en todos nuestros centros, por ello una buena planificación y organización compartida, así como una buena concreción de cómo poder seguir avanzando en este camino conjunto de alineación y  pertenencia, han sido una constante en estos dos días.encuentro 2

Agradecemos desde aquí a todos los Directores Generales su dedicación y entrega  en el día a día de los colegios así como la participación y propuestas compartidas. Una vez más, quedó patente que la Misión Compartida es una realidad en nuestros Centros.

Queremos agradecer también  a las comunidades de la enfermería de Gracia y  Sants que dieron acogida a los DG durante el encuentro, especialmente al colegio del Prat por su acogida, amabilidad y disponibilidad.

Nos ponemos en marcha para seguir avanzando y lo hacemos con el lema del próximo curso:

ABRIEND0 CAMINOS

Imagen realizada por Carmiña profesora de Granada

Y agradecemos la presentación del lema a través del vídeo realizado por Susana Martín.

Mitos sobre los niños superdotados

Es imprescindible desmontar las falsas creencias a fin de transmitir un acercamiento más real sobre cómo son estos menores

Es muy frecuente comprobar en nuestro día a día cómo hay una serie de creencias falsas en torno a los niños superdotados o con Alta Capacidad y me parece imprescindible desmontarlos a fin de transmitir un acercamiento más real sobre cómo son estos niños.

Uno de los más generalizados es que Alta Capacidad es igual a Alto Rendimiento: ante la casi siempre acertada sospecha de algunos padres sobre la posible sobredotación de su hijo o hija, los profesores suelen contestar que ellos no han notado nada especial, que no sobresale en casi nada y que sus notas son mediocres cuando no directamente malas. Lo cual deja a los padres aún más confusos puesto que pareciera que ello es un indicador directo de que sus hijos no tienen altas capacidades. Nada más lejos de la realidad. Solo un porcentaje de niños superdotados tienen un alto rendimiento académico. La mayoría en cambio no destaca en las calificaciones, bien por aburrimiento, desmotivación o porque el sistema escolar suele estar orientado al aprendizaje secuencial y repetitivo lo que requiere un predominio del hemisferio cerebral izquierdo mientras que los niños superdotados funcionan con una alta dominancia del derecho, por lo que necesitan una forma diferente de aprendizaje.

Otro tópico generalizado es que tener Altas Capacidades es una garantía de éxito especialmente académico y que por tanto estos niños no necesitan ayuda. (seguir leyendo)

Un buen maestro guisa a fuego lento

fuego lento
Si algo está claro es que en educación hacemos muchas cosas día a día, curso tras curso. Es hora de preguntarse no lo qué hacemos, sino cómo lo hacemos. Hacemos y hacemos sin profundidad, sin apenas sumergirnos en lo que nos atañe. Triunfa la cantidad sobre la calidad, la superficialidad sobre la profundidad, la ausencia sobre la presencia… Por no hablar de nuestras programaciones sobrecargadas que nos conducen irremediablemente a vivir trimestres acelerados. ¡No hay tregua!
Es evidente que no existe mejor manera de no estar en ningún sitio que intentando hacer y estar en todos. En educación correr no es siempre la mejor manera de actuar. Existen ciertas cosas que no podemos ni deberíamos acelerar, que requieren tiempo y que si las aceleramos el precio a pagar es altísimo.
Creo que sería más interesante y mucho mejor hacer menos y disponer del tiempo necesario para sacar el mayor provecho posible a cada experiencia, a cada momento, a cada contenido o cada actividad. Los niños tienen su propio ritmo de aprendizaje y los estamos contagiando con el virus adulto del apresuramiento. Un virus realmente peligroso que les acorta la infancia, los presiona para que imiten las costumbres adultas y los obsesiona con la velocidad. (sigue leyendo…)

Microsoft apuesta por la comunidad docente

Microsoft ha centrado sus esfuerzos en los programas para la comunidad docente, entre los que destacan MIE Expert y Microsoft Educator Community.

El primero está destinado a profesores interesados en utilizar las nuevas tecnologías en sus aulas y que, además, realizan un uso innovador de las herramientas de Microsoft Educación (OneNote Class Notebook, Sway, Office…). Su misión es ofrecer nuevas formas de enseñar, adaptadas a las necesidades individuales de los estudiantes para que sean ellos mismos los que diseñen, inventen y construyan con la tecnología. En España existen actualmente 97 profesores con esta denominación, aunque la firma pretende ampliar esta cifra a lo largo del año (los interesados podrán presentar su solicitud entre el 15 de abril y el 15 de julio).  (sigue leyendo)

Disciplina ¿cuánto?

La RAE define la palabra “disciplina” como: Doctrina, instrucción de una persona especialmente en lo moral. Generalmente la asociamos, como define Río, F. (1996), a un “conjunto de normas que regulan la convivencia en la escuela, referidas tanto al mantenimiento del orden colectivo dentro del recinto escolar como a la creación de hábitos de perfecta organización y de respeto a cada uno de los miembros que constituyen la comunidad educativa”.

 Pero la moral, no está sujeta únicamente a creencias personales o culturales, sino que estamos constantemente confluyendo entre varios escenarios que nos afectan en nuestro modo de actuación….(sigue leyendo)

 disciplina

Anteriores Entradas antiguas