El fin del profesor ‘funcionario’

La Carlos III lanza un máster para revolucionar la forma de enseñar y dar respuesta a las carencias del grado de Magisterio

Están nerviosos. Es la primera vez que se reúnen para presentar el primer máster experimental de innovación educativa lanzado por una universidad pública española. Se llama Laboratorio de la Nueva Educación y pretende resolver las carencias del grado de Magisterio, que sigue empleando el mismo programa académico de hace 20 años. “No queremos hablar de asignaturas. Aquí no se forma al profesor convencional, sino al educador del siglo XXI”, cuenta el profesor de la Universidad Carlos III Antonio Rodríguez de las Heras, uno de los impulsores del nuevo máster. Es experimental porque los contenidos se terminarán de definir con la participación de los alumnos. No hay nada cerrado.

El objetivo es formar a los profesores del futuro. (seguir leyendo)

 

Un programa innovador

Aunque prefieren no hablar de asignaturas, estos son los módulos que componen el máster:

Suelo. Cada alumno identificará nuevas herramientas para aprender. De esta forma, participará en la creación de los contenidos. “En este módulo reflexionarán sobre la función de la educación, para que no conduzca a la certificación”, señala el profesor Antonio Rodríguez de las Heras.

Poder. Se tratarán las manifestaciones de poder y conflicto en el aula. “Los profesores ejercen micropoderes dentro de la clase y tienen que aprender los modos de regular ese poder”, indica Rodríguez de las Heras. Se trata de gestionar el espacio social del aula sin aplicar la disciplina como método.

Cuerpo. “Hoy en la escuela no se habla de inteligencia emocional, ni de la importancia del mobiliario o la educación afectiva y sexual. Los problemas con el porno”, apunta la profesora María Acaso. “Un niño que se mueve aprende mejor que uno que está sentado. De eso va también el aprendizaje con el movimiento”.

Experiencias. Aprenderán metodologías activas como el aprendizaje por proyectos. “Tienen que formar a individuos inquietos, que quieran seguir aprendiendo durante toda su vida”, dice Rodríguez de las Heras.

El profesor como investigador. Investigarán y probarán nuevos sistemas de evaluación. “Hay que salir de la evaluación con números, basada en el castigo. Evitar la ansiedad y el dolor asociados a los exámenes”, recalca María Acaso. En el máster de formación del profesorado (el antiguo CAP) solo se enseñan los métodos tradicionales de evaluación.

Herramientas. “Los alumnos de hoy son casi hackers. Los profesores entenderán cómo aprenden los jóvenes hoy y manejarán herramientas para saber moverse en ese ecosistema”, informa Rodríguez de las Heras.

Resolución de problemas

Destreza de pensamiento: Resolución de problemas. El ser humano tiene la capacidad de resolver problemas, estos se presentan a diario y es necesario resolverlos de la manera idónea. Para resolver los problemas de una manera rigurosa hace falta identificar el problema, estar abierto para considerar muchas soluciones posibles, evaluar éstas cuidadosamente y llevar a cabo la mejor solución. Para utilizar esta destreza es necesario el mapa de pensamiento que plantea las preguntas adecuadas para guiar el proceso.

 

ONMAT de tekman Books, programa de matemáticas donde el alumno/a es el centro del aprendizaje.

BASES PEDAGÓGICAS

ONMAT es un programa de matemáticas para la etapa de Educación Secundaria Obligatoria con el que el alumno/a desarrolla de manera autónoma su itinerario de aprendizaje, fomentando la motivación y la adquisición del pensamiento matemático.

ONMAT pone la tecnología al servicio de la pedagogía para facilitar la tarea docente y ofrecer a cada alumno/a un plan de aprendizaje adecuado a sus necesidades.

Cada alumno/a aprende de manera distinta, por ello, se parte de las Inteligencias Múltiples para ofrecer las mismas oportunidades a todos los alumnos/as. Además, mediante objetivos a corto plazo, el programa mantiene al alumno/a motivado en todo momento.

ONMAT incorpora elementos propios del juego (conquista de logros y obtención de recompensas) para que el alumno/a se sienta estimulado en todo su proceso de aprendizaje.

GESTIÓN INNOVADORA PARA EL AULA MODERNA

El aula del siglo XXI respeta los diferentes ritmos de los alumnos creando grupos de aprendizaje con objetivos distintos.

La gestión del aula del siglo XXI en ONMAT es sencilla y permite al profesor/a centrarse en los alumnos/as y sus necesidades. En este sentido, el papel del profesor/a en ONMAT es, más que nunca, el de un guía que fomenta la autonomía del alumno/a, actuando como orientador y consejero, generando ideas, aportando modelos y pautas y ofreciendo feedback constante.

En el aula ONMAT los alumnos/as aprenden a trabajar en equipo y de manera cooperativa. La clase invertida replantea el proceso de enseñanza-aprendizaje de los alumnos/as. Las tareas que requieren un nivel de pensamiento inferior (lectura o visualización de vídeos) se destinan al trabajo en casa. De esta manera, el tiempo de clase se reserva para intercambiar opiniones y poner en práctica el aprendizaje a través de preguntas o actividades que fomentan la exploración, la argumentación y la aplicación de ideas.

 

La gestión del aula del siglo XXI en ONMAT es sencilla y permite al profesor/a centrarse en los alumnos/as y sus necesidades.

 

EVALUACIÓN POR COMPETENCIAS

En ONMAT la evaluación NO es una nota resultado de un examen; es continua, por competencias y planteada siempre como una ayuda para el alumno. La evaluación en ONMAT es clara y transparente y permite al alumno conocer en todo momento su progreso y aquello que debe mejorar.

El eje transversal de la evaluación en ONMAT es la educación emocional; en ONMAT, la evaluación está pensada para fomentar la Inteligencia Emocional, desarrollar la autorregulación del aprendizaje y aumentar el conocimiento de uno mismo.

3.3_programas_onmat_slide_3-910x456UN EQUIPO PEDAGÓGICO PARA AYUDARTE EN EL CAMINO HACIA AL CAMBIO.

Los programas de tekman Books no son libros de texto, sino un conjunto de materiales, recursos, prácticas, herramientas y estrategias que permiten aprender matemáticas de manera transversal, viva y estimulante.

Por eso, cuentan con un equipo pedagógico que colaboran en la implantación del programa ONMAT teniendo en cuenta que cada colegio es diferente: el contexto, la situación y las necesidades específicas de los alumnos y los profesores son distintas.

Mediante formaciones, talleres, coaching, videoconferencias, documentos pedagógicos y un servicio 24/7, tekman Books permite al docente estar en constante evolución y siempre al corriente de las últimas prácticas y estrategias en innovación educativa.

Presentacion del método educativo de tecnología, programación y robótica: STEM SCHOOL IN-A-BOX

 

UN MÉTODO EDUCATIVO CON RECURSOS Y PROYECTOS DE TECNOLOGÍA, PROGRAMACIÓN Y ROBÓTICA PARA EL DÍA A DÍA DE SUS CLASES STEM DE PRIMARIA O SECUNDARIA. FÁCIL PARA EL PROFESOR,DIVERTIDO PARA EL ALUMNO, ASEQUIBLE PARA LOS CENTROS (para saber más)

 

IMOVE, un proyecto educativo para aprender matemáticas en movimiento

Muchas veces la estructura de la jornada escolar impone a los alumnos un estilo de vida más sedentario. Si a eso sumamos que en general pasan pocas horas al aire libre, obtenemos una rutina en la que el movimiento físico no está casi presente en el día a día. ¿Las consecuencias? Obesidad infantil, sedentarismo, enfermedades cardiovasculares, entre muchos otros. Llegó el momento de enfrentar el problema con proyectos educativos que nos ayuden a integrar la actividad física en la escuela.

mates.jpgEl proyecto IMOVE nace precisamente de la necesidad de promover la actividad física en la jornada escolar de los niños y jóvenes. El programa educativo tiene como objetivo que los alumnos entiendan que el movimiento es parte de la vida cotidiana mediante el uso de podómetros en la escuela. Además de obtener datos estadísticos que los ayudan a ser conscientes de la actividad que realizan cada día, comprenden cómo afecta un mayor o menor movimiento diario a su salud física.

El proyecto IMOVE ha sido desarrollado por el centro Steno de Diabetes de Dinamarca, país en el que fue creado, y cuenta con la colaboración del departamento por la Infancia y Juventud de la ciudad de Copenhaguen y de la Agencia para la Salud de la Generalitat de Cataluña. Actualmente, está siendo implementado con éxito en escuelas de Dinamarca y de España. Las clases de 4º primaria de los colegios Salvador Espriu y Ferrer i Guardia de Granollers han sido pioneras en la puesta en marcha del proyecto.

Además de la educación para la salud o educación física, IMOVE invita a que los alumnos aprendan matemática usando los recuentos de pasos que dan cada día—registrados en una hoja de Excel—como material estadístico en las clases de matemática. Tras una semana de contar diariamente los pasos dados de lunes a viernes, los alumnos hacen ejercicios de estadística durante la semana siguiente. Trabajan con sus propios datos para aprender cómo adoptar hábitos más saludables mediante un proceso de reflexión acompañado por los profesores. (seguir leyendo)

“El profesor del siglo XXI tiene que enseñar lo que no sabe”

El experto cree que para innovar en educación hay que crear un modelo pedagógico en el que docente y alumno aprendan a la vez

Peter Senge, californiano de 69 años, cree que el principal problema del sistema educativo es que se basa en el modelo de la revolución industrial. Este profesor de la escuela de negocios del Massachusetts Institute of Technology critica que los colegios en diferentes partes del mundo continúan replicando un modelo de aprendizaje pasivo, en el que los docentes hablan y los estudiantes permanecen sentados y callados, “como si se les estuviese entrenando para trabajar en una fábrica”.

Peeter.jpg

Peter Senge en la Universidad Camilo José Cela

Considerado por The Economist como uno de los 50 pensadores más influyentes del mundo en el ámbito de la gestión empresarial, Senge se empezó a interesar por la educación tras el éxito en diferentes universidades de Estados Unidos de su best-seller La Quinta Disciplina. Publicado en 1990, el libro contiene las claves para hacer competitiva cualquier institución con una estrategia de aprendizaje diseñada por el propio Senge.

En 1991, fundó la Society for Organizational Learning (SOL), una red de innovación en el aprendizaje en la que participan más de 19 empresas y organizaciones y mil escuelas públicas y privadas de diferentes parte del mundo. Senge ha visitado Madrid para impartir un seminario de liderazgo a los profesores de la Institución Educativa SEK.

Pregunta. ¿Cuáles son las principales transformaciones que debe afrontar la escuela?

Respuesta. Lo más importante es que llegue el final de la escuela tal y como la conocemos. Todos hemos ido al mismo tipo de colegio, no importa si el centro educativo está en España, Reino Unido o China. La fórmula siempre es la misma: los profesores tienen el control y los alumnos no son proactivos. Nadie sabe a ciencia cierta cómo debería ser, de hecho no creo que haya un modelo único, pero sí un principio claro: adultos y niños aprendiendo a la vez. La idea de que los profesores tienen las respuestas y por eso lideran el aprendizaje ya no sirve, nadie sabe cómo se resolverán los problemas que ya nos afectan hoy, como, por ejemplo, el cambio climático. Los niños lo saben y por eso no se enganchan a la escuela, porque el profesor actúa como si tuviese todas las respuestas. El aprendizaje en el colegio se centra en evitar cometer errores. El contexto autoritario dentro de la escuela es tal que los chicos solo quieren complacer al maestro. (seguir leyendo)

Los últimos minutos de la clase magistral

Los docentes inventan nuevos métodos de aprendizaje para captar la atención de los alumnos

La clase magistral, que gira entorno a un monólogo del profesor, ya no está bien vista en ninguno de los niveles educativos, desde infantil hasta la etapa universitaria. Grupos de investigadores de diferentes partes del mundo centran su trabajo en demostrar que el cerebro no aprende a base de discursos. Alf Inge Wang, profesor de Ciencias de la Computación en la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, es uno de ellos. En 2006 empezó a investigar fórmulas para que el interés de sus alumnos no decayese durante las clases. “La media de atención del ser humano no supera los 20 minutos y con herramientas interactivas puedes reiniciar ese reloj”, cuenta.

kahoot 1Empezó creando cuestionarios con formato de juego inspirado en programas televisivos como Quién quiere ser millonario. Los niveles de motivación e implicación de los estudiantes mejoraron tanto que en 2011 lanzó junto a un grupo de jóvenes noruegos la app educativa Kahoot, que en 2015 ganó el premio EdTechX Europe a la compañía educativa más disruptiva de Europa. Hoy suma más 40 millones de usuarios únicos al mes en 180 países.

La herramienta permite a los profesores crear cuestionarios sobre cualquier materia, introducir vídeos y audios y medir el nivel de conocimiento de los alumnos tanto antes como después de trabajar un tema en el aula. Los estudiantes responden a esas preguntas en tiempo real, bien de forma individual o en grupo, usando un móvil, tableta u ordenador, y siempre hay un ganador. “El problema con la clase magistral es cada vez más grave. Los jóvenes están acostumbrados a interactuar y a dar una respuesta en casi todas las actividades que conforman su día a día”, explica Wang.

Los experimentos que realizó con alumnos durante seis años le permitieron identificar beneficios en tres áreas: en las dinámicas de la clase -alumnos más concentrados e implicados-; en el aprendizaje -mayor interacción entre alumnos, las lecciones se pueden modificar en tiempo real en función de los problemas de aprendizaje de los estudiantes-; y en la evaluación -los estudiantes pueden comparar sus resultados con los del resto de la clase y eso les anima a mejorar-. “Los alumnos aprendían más que con las clases tradicionales, era más divertido y aumentó el índice de asistencia a clase. La clave es el aprendizaje colectivo, una forma atractiva de recordar nuevos contenidos”, señala el investigador.

“En un aula tradicional, los alumnos están sentados juntos todo el tiempo y no hacen lo que quieren, que es pasarlo bien. El juego es nuestro primer lenguaje, la forma en la que aprenden los niños, y nuestra investigación demuestra que es una de las mejores formas de aprender también cuando somos adultos”, explica Johan Brand, cofundador de Kahoot y CEO de la compañía. Su objetivo era hacer del aprendizaje algo adictivo y llevar el lenguaje de los chicos al aula. “Ven Kahoot como Instagram o Snapchat. La colaboración es fundamental en las nuevas habilidades que demanda el siglo XXI”. (seguir leyendo)

Anteriores Entradas antiguas